El milagro “de la Iglesia”

29 Ago

Su nombre en los últimos días sale poco en los medios de comunicación. Pero no fue así hace ya bastantes meses, cuando anunció su dimisión como presidente de la Academia del cine español. Me estoy refiriendo a Álex de la Iglesia, cineasta bilbaíno que durante su mandato al frente de esta institución logró varios momentos mediáticos importantes para el cine español, colectivo que no goza de especial simpatía por parte de un amplio sector de la sociedad de nuestro país.

 

Fuente: espectadores.net

El primero de esos momentos tiene que ver con la gala de entrega de los Premios Goya del año 2010, los galardones anuales que concede la Academia, conocidos como los “Oscar” españoles. El presidente anunció que quería contar con el presentador catalán Andreu Buenafuente como conductor de la ceremonia. Se salió con la suya y acertó de pleno, porque la gala de ese año fue la más vista de todas la que se habían celebrado hasta ahora. Este hecho se convirtió en noticia junto a  la aparición de Pedro Almodóvar en el escenario para presentar el Goya a la mejor película. El hecho fue noticia porque el cineasta manchego siempre ha tenido sus más y sus menos con la Academia, al no estar de acuerdo con el trato que da a muchos de sus filmes. De la Iglesia ya se encargó de que nadie supiera de su presencia hasta el momento de su aparación en el escenario del auditorio.

Después daría nuevos titulares a la prensa, como por ejemplo con su reunión con los colectivos de usuarios de Internet para acercar posturas respecto a las descargas de películas a través de la Red. Su actitud conciliadora le supuso muchas simpatías de ese colectivo, enfrentado con el Gobierno de España a cuenta de la normativa impulsada por la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, que pretendía prohibir dichas descargas al considerar que atentaban contra los derechos de propiedad intelectual de sus creadores. Posteriormente, de la Iglesia dimitió al mostrar su desacuerdo con la opinión gubernamental y más en sintonía a la de los internautas. Se empezó a  hablar incluso de malas relaciones entre el presidente de la Academia y la ministra Sinde, tanto que la imagen más comentada de la posterior gala de los Goya, la de 2011, fue la de ambos juntos en el photo call en los momentos previos al inicio de la ceremonia. Su dimisión provocó que también le llovieran apoyos y críticas desde su propio colectivo, el del cine. Especial relevancia tuvo la opinión de Icíar Bollaín, vicepresidenta de la Academia en aquellas fechas (y por tanto compañera de equipo de Álex de la Iglesia), en la que le acusó de haber dañado la imagen del cine español.

En definitiva, no podemos dudar del impacto mediático de Álex de la Iglesia. Como hemos podido comprobar, su figura ha provocado adhesiones y rechazos debido a su exposición a los focos y sus palabras, pero eso es algo normal en alguien que, en mi opinión, es provocador e inteligente. Quizás su etapa al frente de la Academia del cine español fue un tanto personalista, algo que tuvo sus ventajas ya que supo colocar al septimo arte nacional en boca de muchos, aunque también ahondó, seguramente sin quererlo, en la división de este colectivo con el peliagudo tema de las descargas, lo que provocó de nuevo actitudes negativas hacia los profesionales del cine de nuestro país por parte, entre otros, de los internautas. De todas formas, sería injusto culpar al cineasta de este rechazo. Sigo pensando que fue él quien dio un soplo de aire fresco a la Academia y, sobre todo, convirtió la gala de los Goya en lo que siempre debió ser: un espectáculo televisivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: